Bolívar: El Hombre de América


Bolívar: El Hombre de América
Por: Juvenal Herrera Torres/ Historiador Colombiano
PROLOGO A LA SEGUNDA EDICION
Por: Manuel Antonio Muñoz Uribe.
La nueva obra de Juvenal Herrera Torres sobre EL LIBERTADOR y PADRE DE LA PATRIA nos despertó del sueño, de ese pesado letargo en que nos había hundido la común y corriente concepción de la historia.
Si: habíamos sido victimas del sopor de la cotidianidad cuando recibimos el primer espuelazo del autor de SIMON BOLIVAR, Vigencia Histórica y Política, obra cuya idea de publicación surgió en una animada conversación alrededor de un tinto en un bar del centro de Medellín, y cuya redacción se llevo a cabo en los entremeses que al autor le quedaban en su duro bregar por la subsistencia, ya que para dedicarse a la elaboración del trabajo, logro obtener un cargo como funcionario de la rama judicial en el Juzgado Sexto Laboral del a ciudad.
Con esta primera publicación sobre la vigencia histórica y política de Simón Bolívar, pasamos del letargo a la comprensión de la importancia de la historia para la formación del carácter de los hombres y la salvación de los pueblos. En ella alimentamos nuestras células vitales en la inteligencia de que la historia no son los despojos inertes de los héroes que yacen en los museos y en los rincones de las academias olorosas a viejo y polilla, ni las fechas y las anécdotas insulsas con que se taran las mentes de la niñez y la juventud. En este libro sobre el personaje mas importante de nuestra historia, su autor hizo saborear a los enemigos del Libertador esta que para ellos pudo ser una amarga advertencia: ¡los muertos que vos matáis gozan de cabal salud!.
Claro que Juvenal Herrera no se estanco en ese primer trabajo sobre el más grande hombre de América. El inquieto historiador, que también es poeta y de los buenos, venia preparando desde hacia muchos años y mas intensamente desde hacia cuatro, un trabajo que pusiera de manifiesto la inmensidad política del Libertador y creador de Republicas democráticas y populares, que asi deberemos invocarlo en lo sucesivo, luego de leer la presente obra BOLIVAR, EL HOMBRE DE AMERICA . Presencia y Camino.
Con la angustia del afán por subsistir, con las unas por decirlo así, su autor logro dar a la luz este nuevo monumento al héroe mas querido de la América indiana. Cuando íbamos a la Tertulia de Juve a las 5:30 o 6:00 de la tarde, allí encontrábamos al investigador detrás de un pupitre vinotinto, surcado por carros de libros de un fichero, inclinado sobre la maquina manual hasta cuando la clientela de la tertulia llegaba con las primeras horas de la noche a degustar la ilustrada conversación de su dueño, la música mas rica y variada, y la poesía que luego llenaba el ambiente.
Para que negarlo? La obra esta invadida por la pasión, pero por la pasión mas sublime. Diriase que al igual que el héroe, el autor va entero a donde va una sola de sus partes. Biógrafo y personaje son uno solo en el estilo y el cuerpo de la obra.
La utilidad de tal historia como herramienta de transformación se pone de manifiesto en la concepción de Juvenal Herrera Torres. Sin ella seria imposible el adecuado tratamiento de muchos problemas actuales. Así, por ejemplo, si partiéramos de la premisa de que en Colombia hay tantos estados y tantas soberanías internas cuantos factores armados, surgen y se desarrollan, habría que concluir en la necesidad de darle unidad de nación mediante su reorganización republicana y democrática, para lo cual se precisa la solución de los conflictos que la agobian. Miremos algunos de los que mas nos inquietan:
a.) Necesidad de regionalizar el país. Ante el avance acelerado de la confrontación armada, es urgente restaurar la unidad nacional dentro de la diversidad de regiones culturales, económicas, sociales y geográficas, dando a éstas la oportunidad de definir sus asuntos con autonomía. No podemos quedarnos en el centro absorbente devorador de las localidades, pero tampoco regresar al pasado federalista. Conservar en el centro la competencia constituyente y los cuerpos de seguridad - reconstruidos- según la visión republicana y democrática de Bolívar, distribuyendo a las regiones la capacidad legislativa sobre sus asuntos específicos, constituye parte importante de la solución.
Todas las nuevas entidades territoriales con autonomía relativa pero bajo un mismo cielo, garantiza al mismo tiempo la unidad de la patria y la autonomía de las localidades.
Fuente: Bolívar: El Hombre de América
Por: Juvenal Herrera Torres/ Historiador Colombiano

Entradas populares de este blog

Discurso sobre el titulo de libertador dado por la municipalidad de Caracas el 14 de octubre de 1813

Correspondencia Al general Sucre CARTA. Año 1826

DISCURSO EN LA SOCIEDAD PATRIÓTICA (Caracas, 4 de julio de 1811)