Al general Santander Magdalena, 23 de abril de 1826

Al general Santander
Magdalena, 23 de abril de 1826.
A s. E. El general F. de P. Santander.
Mi querido general:
Hasta ahora no ha venido el correo y así no tengo ninguna carta de Vd. que contestar.
En la adjunta gaceta encontrará Vd. el decreto del consejo de gobierno declarando írritos los poderes de los diputados de algunas provincias, que no están conformes con el artículo 58 de la ley reglamentaria. Según este decreto han quedado separados del congreso lo menos veinte diputados, cuyos poderes se han encontrado no conformes a lo que previene la constitución, y aunque han quedado como cuarenta y ocho en regla, no creo que se reúna este congreso hasta el año 27, no sólo porque cuarenta diputados no son suficientes para componerlo, sino porque será preciso que se reformen los poderes de los veinte diputados, o se hagan nuevas elecciones. No tengo embarazo en decir a Vd. que yo no he visto este acontecimiento con gran pesar; porque entre tanto puedo yo arreglar el país, darle más moral y buscar una persona que pueda servir el ejecutivo con aquella firmeza y energía que se requiere aquí sobre todo. El consejo de gobierno, no hay duda que ha hecho lo que ha podido, pero no tiene opinión.
En la otra gaceta encontrará Vd. los documentos relativos a la ejecución de Berindoaga. Es ésta la primera vez que Lima ha sido testigo de un acto de rigurosa justicia. El pueblo lo ha visto con agrado y no ha mostrado el menor sentimiento, y aun los mismos parientes de Berindoaga han preferido el silencio a la súplica. Todo el mundo ha dicho que este ejemplo va a producir buen efecto, y yo así lo creo.
Se ha confirmado la muerte de Alejandro y la sucesión de Constantino. Yo he considerado esta muerte como una fortuna para nosotros, y que va a sernos muy útil en nuestras relaciones con la Inglaterra, que animará a la Francia a seguir en las miras de Mr. Villéle, y en fin, que podrá destruir la Santa Alianza ya que no existe el alma que la animaba.
Por acá todo está tranquilo, lo mismo en Bolivia.
Soy de Vd., mi querido general, amigo de corazón.
BOLÍVAR.

P. D. - Nada se sabe de importante del Río de la Plata y del Janeiro, sino la llegada de 2.000 alemanes al Brasil y un miserable combate en el río. Vuelvo a recomendar a Ruiz López Aldana,(*) porque su hijo lo merece.

Entradas populares de este blog

DISCURSO EN LA SOCIEDAD PATRIÓTICA (Caracas, 4 de julio de 1811)

CARTA DE JAMAICA SIMÓN BOLÍVAR - De todo lo expuesto,