SIMÓN BOLÍVAR: ENSAYO DE UNA INTERPRETACIÓN BIOGRÁFICA


SIMÓN BOLÍVAR: ENSAYO DE UNA
INTERPRETACIÓN BIOGRÁFICA A
TRAVÉS DE SUS DOCUMENTOS Tomás Polanco Alcántara
Esteban Palacios y Sojo-Blanco, fue en el año de 1790, el padrino de confirmación de su sobrino Simón (18), entonces de siete años de edad, y tendrá siempre con él una
estrecha relación afectiva, bien mostrada en la carta que, muchos años más tarde, al
regresar Esteban a Caracas, le escribirá Bolívar y donde le dice: "mi tierna niñez, mi
confirmación y mi padrino, se reunieron en un punto para decirme que usted era mi
segundo padre"(19).
El calificativo dado al tío Esteban, de "segundo padre", unido a los afectuosos recuerdos
de ser su padrino, de la ceremonia de la confirmación y de "los regalos que usted me
daba cuando era inocente", recuerdan el cuidado especial que tuvo ese tío por el sobrino
huérfano.
El último testimonio de afecto que dio Esteban por su sobrino fue haber encabezado la
lista de vecinos de Caracas que el 18 de julio de 1828, apoyaron la decisión de depositar
"los destinos de Colombia en manos de S..E. el Libertador" (20) Esteban murió en
Caracas, durante octubre de 1830.
Doña Concepción necesitó ocuparse tanto de negociaciones con la Real Hacienda
requeridas por la propiedad de unas tierras en Aroa, pertenecientes a otro vínculo,
creado testamentariamente por su esposo en favor de su hijo Juan Vicente, como del
manejo de las fincas familiares ubicadas en San Mateo de los Valles de Aragua, el Valle
de Tacarigua, Caucagua, Chacao, Chirgua, Llanos de Apure, Taguasa, etc.
Atendió cuidadosamente doña Concepción conflictos existentes entre la familia y la
mayordomía de la Iglesia Catedral, las cuentas con parientes y terceros, los problemas
que se tramitaban en la Península relacionados con sus intereses, etc.. Conocía el
movimiento de esclavos, la producción de mulas y todos los demás problemas de esa
especie (21).
En alguna forma el estado de la salud de doña Concepción, enferma de tuberculosis,
afectó al hijo. Es muy posible que Don Juan Vicente, enfermo también de tuberculosis,
haya contagiado la enfermedad a su esposa Doña Concepción. Médicos historiadores
opinan que, al darse esa situación, la cercanía y contacto familiar con su madre causó
en el niño la "primo-infección tuberculosa", demostrada por una cicatriz que, al morir y
serle hecha autopsia, fue localizada en uno de sus pulmones. Corresponde a un tipo de
tuberculosis que pasa inadvertida mientras "la resistencia natural es favorable" (22)
Fuente: SIMÓN BOLÍVAR: ENSAYO DE UNA
INTERPRETACIÓN BIOGRÁFICA A
TRAVÉS DE SUS DOCUMENTOS
Tomás Polanco Alcántara

Entradas populares de este blog

DISCURSO EN LA SOCIEDAD PATRIÓTICA (Caracas, 4 de julio de 1811)

CARTA DE JAMAICA SIMÓN BOLÍVAR - De todo lo expuesto,